BuenDato.com-Red Universidades,Colombia,Egresados, Profesionales

Mastitis (del griego mastos = glándula mamaria y del sufijo itis = inflamación). Se define como la inflamación de la glándula mamaria que generalmente se presenta como una respuesta a la invasión por microorganismos y se caracteriza por daños en el epitelio glandular, seguido por una inflamación clínica o subclínica, pudiendo presentarse con cambios patológicos localizados o generalizados, dependiendo de la magnitud del daño (Giesecke, 1975)

Clasificación

La mastitis se clasifica en mastitis clínica, subclínica e infección latente, según el grado de inflamación.
La inflamación de la glándula mamaria se caracteriza por los signos cardinales de ésta, los cuales son tumor, rubor, dolor, calor y disminución de la función.
Clínicamente la mastitis puede presentarse como: a) severamente aguda, b) suave que por la severidad inflamatoria se subdivide moderada y ligera, c) crónica y d) gangrenosa.

La mastitis severamente aguda generalmente es de presentación súbita con una severa inflamación de la glándula mamaria afectada, pudiendo o no presentarse con alteraciones aparentes de la secreción láctea, pero sí una disminución en la cantidad producida, en ésta forma de mastitis podrán presentarse signos sistémicos como septicemia, toxemia, fiebre, anorexia, depresión, movimientos ruminales disminuidos, entre otros signos.
Dependiendo de la naturaleza de la infección podrá haber hipocalcemia, leucopenia, que origina una hiperplasia hematopoyetica que favorece la restauración del número de leucocitos, aumento de proteína C reactiva, -1 antitrípsina, haptoglobina, fibrinógeno, proteína sérica amiloidea, (SAA), -2, macroglobulina y ceruloplasmina.

Mastitis suave-moderada. De presentación súbita que se presenta con un decremento en producción de leche y alteraciones que pueden ser de aspecto seroso, con hilos de fibrina, coágulos, grumos, etc. En ésta clasificación pueden presentarse signos sistémicos como se señalo con anterioridad pero en menor intensidad.

Mastitis suave-ligera. Es una forma intermedia entre la forma de presentación anterior y una mastitis crónica. Esta clase de inflamación puede presentarse con brotes de reagudización o pasar a una fase de inflamación crónica. En éste tipo de cuadro es frecuente el que no se aprecien cambios aparentes en la ubre y únicamente al inicio del ordeño se observen pequeños grumos en la secreción láctea.

Mastitis crónica. Cuando la agresión en la glándula mamaria persiste y no hay una solución a la reacción inflamatoria aguda el resultado es una inflamación crónica. Microscópicamente puede verse necrosis tisular, tejido de granulación o infiltración de células inflamatorias tales como linfocitos, células plasmáticas, macrófagos y células gigantes multinucleadas. Un cuadro de mastitis crónica podrá presentarse clínicamente en forma aguda.

Mastitis Gangrenosa. Esta forma de presentación clínica es ocasionada cuando los microorganismos involucrados o sus toxinas producen vasoconstricción, isquemia y muerte del tejido. A la inspección la glándula afectada se encuentra inflamada, fría y cianótica, se observa una línea de demarcación entre el tejido sano y el afectado, viéndose éste de color azul o negro.

Mastitis subclínica. Esta es una forma en la cual no hay signos visibles en la glándula mamaria, pero sí una disminución en la producción de leche e incremento en el número de células somáticas.

Infección latente. Esta es una forma de presentación de mastitis subclínica en la cual se da en leche el aislamiento de microorganismo considerados como tradicionalmente patógenos para la glándula mamaria.

IMPORTANCIA

Salud Humana
La leche contaminada pone en peligro la salud de quienes la consumen, en el caso del hombre cobra gran importancia la diseminación de bacterias causantes de enfermedades tales como: tuberculosis, brucelosis, faringitis estreptocócica, entre otras (Blood y Radostits, 1992).

Salud Animal
Gaytán, (1992), reporta en México una frecuencia de mastitis por coliformes del 14%, lo que representa en esos animales una considerable disminución de la producción de leche, frecuentemente pérdida glandular y no es muy raro la muerte de la vaca.

Económica
Diferentes investigadores han reportado que los porcentajes de vacas eliminadas a causa de mastitis varían anualmente desde 1.3 hasta 25%. En un estudio realizado en un hato del Altiplano de México con 500 animales en ordeño, se determinó que el costo anual por mastitis clínica fue de $244,797. que equivalen a la producción por lactancia (305 días) de 43 vacas con 6,000 Kg. cada una (Avila, et al., 1993).

Para el control de la mastitis se requiere conocer por lo menos:

1. Frecuencia, severidad y microorganismos prevalentes en los cuadros clínicos.
2. Dónde y cuándo se están dando las infecciones glandulares

Por lo anterior se tienen que conocer y evaluar las condiciones ambientales donde se aloja al ganado, donde se realiza la práctica de ordeño y el material y métodos aplicados en este proceso de producción.

Factores relacionados a mastitis
Genéticos

Es un hecho que algunas vacas presentan una mayor susceptibilidad a la mastitis que otras. Los factores estructurales del canal del pezón son importantes en la regulación de la entrada de microorganismos. Algunos autores afirman que si el tono de las estructuras anatómicas de la apertura del pezón es reducido lo que es un carácter heredable, la resistencia a la entrada de los microorganismos será menor y seleccionando genéticamente vacas con diámetro pequeño del canal del pezón, la frecuencia de mastitis disminuirá (Dodd y Neave, 1951) (Mc Donald, 1977). Sin embargo, el tono del pezón determina la velocidad de ordeño de la vaca. Mientras más fuerte sea el tono, menor es la velocidad de ordeño. Esto no concuerda con los esquemas actuales de manejo en la explotación, pues se busca agilizar el ordeño e incrementar la producción láctea.
El canal del pezón está recubierto por una capa de epitelio escamoso estratificado, que está cubierto a su vez por queratina y por una capa de material seroso compuesta por desechos epiteliales y leche que forman un tapón. Por lo tanto, es posible que haya en el tapón una sustancia inhibitoria del crecimiento de microorganismos; también contribuye el hecho de que al quedar abierto el conducto del pezón, la penetración de microorganismos al interior de la glándula se facilite. El elemento de inhibición antes señalado actúa contra Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus.

Otros factores inhibidores de crecimiento bacteriano aumentan en la inflamación; uno de ellos es la lactoferrína, proteína que compite con los microorganismos que requieren hierro.
También se encuentran factores inmunológicos como linfocitos T y B, inmunoglobulinas, leucocitos, neutrófilos y polimorfonucleares, elementos efectivos en algunas infecciones por coliformes.

Nutricionales
La alimentación actual de la vaca lechera está destinada a mantener un alto nivel de producción; esto constituye un factor de tensión fisiológico que puede provocar mastitis clínica en vacas con antecedentes de infecciones o mastitis subclínica.

Higiene durante el ordeño
Los procedimientos de higiene durante el ordeño como son: lavado de la ubre y pezones con agua potable y desinfectante, secado con toallas desechables antes de cada ordeño, higiene de la unidad de ordeño con especial atención en el interior de las pezoneras mediante la aplicación de chorro de agua y desinfección o sellado de los pezones con material que haya mostrado capacidad para bloquear el crecimiento y desarrollo microbiano, previenen la transmisión de microorganismos entre vacas y disminuye la población microbiana sobre la piel del pezón (Mc Donald, 1970).

Al adquirir e desinfectante para pezones es aconsejable que se conozca su capacidad de controlar la microflora existente en el medio donde se aplicará. Después de terminado el ordeño del ganado se deberá eliminar los restos del desinfectante y lavar bien los recipientes.

Equipo de Ordeño
En nuestros días los sistemas para ordeño han evolucionado buscando reducir el número de trabajadores destinados al manejo de las unidades en ordeño, mejorando la capacidad del equipo y las condiciones sanitarias durante el proceso de ordeño. Cuando el funcionamiento del equipo es ineficiente así como las condiciones sanitarias con que se realizan las actividades de ordeño, la máquina ordeñadora puede tomar parte en la presentación de mastitis al transportar microorganismos, establecer éstos y/o lesionar al pezón.

Personal en zona para ordeño
El personal que labora en la zona para ordeño está integrado por:

• Encargado. Quien tiene como función cuidar que toda actividad realizada durante el ordeño se haga bien.
• Arreador. Quien trae el grupo de vacas a la zona para ordeño y lo regresa a sus respectivos alojamientos.
• Ordeñadores. En explotaciones especializadas en producción de leche y localizadas en las regiones templadas y semiáridas de México, este personal conoce del ordeño mecánico pero ejecuta las actividades con diferentes grados de eficiencia ya que carecen de entrenamiento específico. En explotaciones de doble propósito, localizadas en las regiones tropicales húmedas de México, el ordeño se hace manualmente, con el empleo de diferentes métodos de ordeño como son: "mano llena", "pellizco" y "pulgar”, siendo recomendable el primer método, pero son pocos los ordeñadores que lo emplean ya que la mayoría aplica una combinación de los tres métodos mencionados.

El personal que labora en la zona para ordeño, constituye uno de los elementos más importantes en el modelo de producción, sin embargo, es poca la atención que la administración de los establos pone en la selección y supervisión de este personal.

Procedimientos para el diagnostico de la mastitis bovina
La exploración física de la ubre se hace aplicando los métodos de:

• Inspección. Consiste en ver y observar, empleando el sentido de la vista. Puede llevarse a cabo en dos formas:
o Inmediata. Es decir a simple vista.
o Mediata. Empleando equipos de iluminación, radiología y aparatos de mensuración
• Palpación: La palpación se hace utilizando el tacto. Puede ser inmediata en la que se emplea el tacto al tocar o hacer presión, o mediata mediante cateterismo valiéndonos de una sonda o cánula o de un bisturí de campana
• Percusión. Procedimiento exploratorio como un auxiliar en la identificación de abscesos, quistes, estenosis de ductos, enfisema, etc.
• Auscultación. Es escuchar aplicando el oído. Habiendo gas entre piel y tejido celular subcutáneo al palpar la glándula, podemos escuchar por medio del sentido auditivo la crepitación que acusa la presencia del gas (Cabrera-Valtierra, 1962).
• Olfación. Este es un procedimiento de exploración que nos permite percibir por medio del sentido del olfato a la ubre, así como a las muestras de leche que ocasionalmente tienen olores característicos, que sugieren alteraciones y etiologías específicas.

Colección de muestras de leche

La muestra de leche es obtenida para hacer diferentes pruebas relacionadas a mastitis: subclínica, clínica y composición de la misma, por lo tanto, la muestra se toma durante el ordeño de la vaca, dependiendo el momento, según el propósito perseguido con la muestra se pueden realizar las siguientes pruebas:

• Cloro en leche. En la leche la relación lactosa- cloro es influenciada por:
o Estado lactacional
o Presentación de mastitis
En casos de mastitis el contenido de cloro en la leche tiende a incrementarse en proporción a la lactosa, lo que ocasiona en la leche un sabor ligeramente salado.
Un método confiable para determinar el contenido de cloro en leche es el potenciómetro, que consiste en cuantificar los iones cloro usando electrodos específicos.

• Determinación de pH en leche. El pH identificado en calostro es de 6.4, en tanto que en la leche es de 6.5 -6.8, cantidad que a media lactación es de 6.6 - 6.7, y al final es de 6.8 o mayor.
También se ha considerado que la leche que proviene de glándulas mamarias afectadas por mastitis el pH es alcalino (6.9) lo que se atribuye a la disminución de la lactosa e incremento de sales que pasan de sangre a la leche
Para determinar el pH en la leche podemos emplear:
o púrpura de bromocresol
o azul de bromotimol
o potenciómetros
o escala de valoración en papel indicador de pH

• Determinación de albúmina sérica en leche. Uno de los primeros cambios en vacas con mastitis fue la presencia de albúmina sanguínea en leche, atribuida al aumento de permeabilidad capilar en el proceso inflamatorio. Garza, et al., (1974), encontraron que los valores de albúmina sérica en la leche fueron proporcionales a la gravedad de la inflamación de la glándula mamaria.
Para determinar la tasa de albúmina sérica en la leche se sugiere llenar con este líquido aproximadamente tres cuartas partes de un tubo de microhematocrito; enseguida se sella con fuego el lado del tubo que contiene leche y se centrifuga a 12000 x G durante 5 minutos (Yañez, 1980). A continuación se rompe el tubo abajo de la separación grasa-leche y con la leche descremada se procede a la determinación de albúmina sérica, empleando la técnica descrita por Richterich, (1970). Se considera que la leche proviene de animales positivos a mastitis cuando contiene más de 0.20 mg/ml.

• Conductividad eléctrica. La secreción láctea de una glándula mamaria con mastitis tiene una alta conductividad eléctrica por el elevado contenido electrolítico, especialmente en iones de sodio y cloro; lo que se presenta como uno de los primeros signos en la mastitis, siendo esto un elemento útil en el diagnóstico, considerando que niveles superiores a 6.9 m/cm2 entre 20-30°C son anormales.

• Determinación del número de células somáticas. Esta prueba se puede realizar de una forma directa o indirecta:

o Examen microscópico y cálculo del número de células
Colocar laminilla con frotis sobre platina del microscopio, usando el objetivo calibrado.
Enfocar el campo a estudiar, contando el número de células presentes y anotar el total de células observadas, repetir la actividad recorriendo los campos con un seguimiento al patrón dibujado por la sutura mattress (cenefa). Al alcanzar aproximadamente 50 células, es sugerible cambiar de zona de observación.
Calcular el número de células, lo que hacemos considerando todo campo estudiado y sacando el promedio de células por campo, resultado que se multiplica por el factor microscópico lo que resultará en el número de células por mililitro.
Ejemplo: 35 campos estudiados, con 70 células
70/35= 2.0 células por campo
2.0 X 300 300 = 600,600/ml células
Células/ml = 600,600

o Prueba de California para Mastitis (CMT)
En las infecciones por bacterias, de los vasos localizados en el área afectada escapan leucocitos, siendo generalmente ésta, una respuesta celular proporcional a la severidad de la infección. Cullen (1966), menciona que las cuentas de células somáticas mayores a 500,000/ml indican mastitis subclínica.
La prueba de CMT, identifica la presencia de ácido desoxirribonucléico de la células somáticas en la leche.

Procedimiento para la prueba de CMT
Para hacer la prueba de CMT, se toma el instrumento (paleta para CMT) por el mango dirigido hacia la cola de la vaca, se descartan los dos primeros chorros de leche de cada pezón y seguidamente se colectan en cada una de las charolas de plástico (debiendo estar la superficie bien pulida y uniforme), 2 ml de leche de cada glándula y se anexan a cada uno de los compartimientos la misma cantidad del reactivo de California, cuidando que la proporción de reactivo a leche sea de 1:1. De inmediato se mezclan la leche y el reactivo mediante un movimiento rotatorio suave, haciendo la lectura de la reacción alrededor de los 7 segundos, momento en que alcanza el pico la reacción
Interpretación de la prueba de California para mastitis

Símbolo Interpretación Reacción Núm.de células/ml
- Negativa Sin evidencia 0 a 200,000
T Traza Precipitación leve 150,000 – 500,000
1 Positivo leve Sin formación de gel, mezcla espesa 400,000-1,500,000
2 Positiva Mezcla espesa cierta formación del gel 800,000-5,000,000
3 Positiva fuerteEl gel causa formación de una superficie convexa > 5,000,000
+ Leche alcalina Fuerte color morado Actividad secretora reducida
++ Leche ácida Color amarillo pH 5.2, fermentación de lactosa por bacterias

Son múltiples las aplicaciones de esta prueba, a continuación se enumeran algunas de éstas:

1. Identificación de vacas con mastitis subclínica en las glándulas mamarias
2. Determinar la frecuencia de vacas con mastitis subclínica en el hato
3. Conocer a las vacas candidatas a padecer de infecciones latentes
4. Identificar vacas de elevada producción que se encuentran en alto riesgo de presentar cuadros clínicos de mastitis
5. Determinar con buena aproximación el número de células somáticas en leche
6. Predecir el grado de irritación prevalente en la (s) glándula (s) afectada (s)
7. Permite percatarnos del estado de salud que guardan las ubres ordeñadas en el hato
8. Esta prueba puede contribuir con signos útiles para la elaboración del cuadro sindrómico al buscar un diagnóstico y pronóstico en brotes de mastitis
9. Sugerirnos la clase del microorganismo causante del daño glandular
10. Es un instrumento útil en el monitoreo del comportamiento del programa de control de mastitis establecido para el hato
11. Predecir las posibles mermas en producción de leche según el grado de irritación y número de células somáticas en leche

Procedimiento para la Prueba de Wisconsin para Mastitis (WMT).
Se basa en la viscosidad de la mezcla del reactivo de California que ha sido diluido 1:1 con agua destilada y que se combina con la leche.
Material. Tubo de plástico calibrado de 12.5 x 125 mm, que tiene lateralmente un orificio para entrada de aire de 65 mm, y tapa para la boca del tubo que en el centro presenta un orificio de 1.15 mm.

o Gradilla con capacidad de sujetar a los tubos.
o Jeringa calibrada en ml
o Reloj con segundero
o Reactivo de California diluido con agua destilada 1:1
o Muestra de leche

Métodos. La leche en cantidad de 2 ml, se agrega en el tubo de plástico al que previamente se le han incorporado la misma cantidad del reactivo ya diluido y posteriormente se coloca el tapón del tubo.
Las muestras son agitadas por 10 segundos, con movimientos gentiles y repetidos hacia el frente y abajo hasta que los tubos quedan casi en posición horizontal, evitando la salida del producto por el orificio lateral, pero con la agitación procuramos la adecuada mezcla de la leche y el reactivo en el tiempo determinado.
Dejar reposar los tubos en posición vertical por 20 a 30 segundos.
La rejilla es tomada e invertida, quedando el tapón del tubo hacia el suelo por un tiempo de 15 segundos.
Posteriormente, la rejilla conteniendo las muestras se regresa a su posición original y se deja reposar por 2-3 minutos permitiendo un adecuado escurrido.
Proceder a la lectura de la columna de líquido remanente. Una columna inferior a 10 mm, indica conteo celular menor a 500,000 células/ml de leche; 20 mm corresponderán entre 500,000 a 900,000 células/ml de leche; y más de 20 mm indican cuentas mayores a 1,000,000 (Schalm et al., 1971). Pérez (1982), menciona para este método, la siguiente relación en milímetros de la columna con el número de células/ml.

Mililitros Células/ml
5 0 75,000
10 75,000 190,000
15 190,000 350,000
20 350,000 570,000
25 570,000 830,000
30 830,000 1,200,000
>30 >1,500,000


Edema de la ubre
Se caracteriza por tumefacción con acumulación de líquidos en los espacios intercelulares, interlobulares e interlobulillares, así como entre el tejido subcutáneo de la región ventral. Por la tendencia que el líquido tiene a descender siguiendo a la gravedad, las áreas con edema en vecindad con la piel se aprecian pálidas, tensas, no uniformes y al presionar con el dedo muestran depresión la cual desaparece lentamente a este signo se le conoce como “signo de Godet “(Kitt, 1985); (Schunemann, l987); (Runells, et al., 1960).

A consecuencia del edema, la ubre desarrolla un volumen y peso mayor al normal, por lo que se daña el sistema suspensorio a tal grado que las ubres se bajan de su posición normal ocasionando que el ordeño se dificulte y por lo tanto sea ineficiente. Esta situación conlleva a la retención de leche, hemoláctea y predisposición a mastitis.

Presentación y patogenia. El edema de la ubre se presenta generalmente al parto. Algunas veces se desarrolla a tal grado que llega a significar un problema muy serio antes de que el parto ocurra. Afecta tanto a vaquillas primerizas como a vacas multíparas, especialmente las de ubres pendulosas.

La causa exacta del edema de la ubre es desconocida, sin embargo, estudios fisiológicos y patológicos han mostrado que el edema de la ubre en el momento del parto se debe a un decremento del flujo sanguíneo mamario asociado con un incremento de la presión sanguínea en las venas epigástricas craneales superficiales (Al-Ani y Vestweber, 1986). El edema es acumulo de líquidos (trasudado) en espacios intersticiales. Líquido que contiene agua, electrolitos y pocas proteínas. Por lo tanto el edema es un trastorno en el intercambio de líquidos y moléculas entre los capilares sanguíneos y el tejido extravascular.

Cuadro sindrómico. Se reconocen dos formas de edema en la ubre del ganado bovino: la aguda o forma fisiológica y la crónica o forma patológica. Esta clasificación se basa en que en la primera los signos clínicos se presentan cerca de la época del parto y en la segunda el edema ocurre durante la lactación. Clínicamente el edema tiene dos etapas; durante la primera hay en la ubre una congestión gradual de la piel, misma que se distiende ampliamente, se inflama y la glándula se llena de calostro. Durante la segunda etapa, la piel de la ubre a la palpación da una apariencia gruesa y dura, al aplicar presión con el dedo aparece una depresión que dura varios minutos en desaparecer, conociendo esto como signo de Godet.

Diagnóstico. El diagnóstico del edema de la ubre se basa en el cuadro clínico que se presenta involucrando a las dos mitades de la ubre; a través del signo de Godet; la ausencia de calor y la ocurrencia cercana al parto.

Tratamiento. En muchos casos la condición cede con la aplicación de masajes a la ubre por 20 minutos tres veces al día. Alternando el uso del agua fría y caliente, permitiéndose al animal el ejercicio moderado. En el tratamiento del edema de la ubre en las vacas, los diuréticos han sido empleados ampliamente; sin embargo, los efectos de estos diuréticos han sido lentos en aparecer bajo condiciones de campo.

MASTITIS CAUSADA POR STREPTOCOCCUS

Generalidades:
Streptococcus: Género de microorganismos con apariencia esférica que observó Rivolta en 1873, de un padecimiento de animales y Ogston en 1881 en infecciones del hombre.
Son gram-positivos, catalasa y oxidasa negativos y crecen en condiciones tanto aeróbicas como anaerobias.

Clasificación:
Por identificaciones serológicas y actualmente la mayoría de las cepas de Streptococcus se clasifican por su grupo específico de carbohidrato, proteínas específicas y reacciones bioquímicas, separándose las especies por la producción, susceptibilidad a bacteriófagos, características específicas bacterianas e inmunoflorescencia.

Características:
La cápsula presenta propiedad antifagocítica y los microorganismos fagocitados que carecen de ésta sucumben pronto; también se considera que los microorganismos con cápsula son más virulentos que los que carecen de ella.
La hialuronidasa es una enzima producida por ciertas bacterias de los grupos A, B y C, enzima que despolimeriza el ácido hialurónico haciéndolo menos viscoso y facilitando la invasión microbiana.
La cápsula está cubierta por filamentos que le serán de utilidad al microorganismo para adherirse a la pared del epitelio glandular y colonizar, pudiendo intervenir el ácido lipoteíco (constituyente microbiano de los grupos D y N) en este proceso de adhesión. Otro componente de importancia en la pared celular del grupo A, es el "peptidoglicano", polímero del ácido N-acetilmurámico y N-acetilglucosamina, antígenos que podrán ocasionar reacciones como fiebre, necrosis en corazón y/o piel, lisis de glóbulos rojos y plaquetas.

Los Streptococcus de los grupos A, B, C, F y G producen dos hemolisinas solubles: una lábil al oxígeno por lo que se denomina "Estreptolisina O", antígeno que induce la neutralización de los anticuerpos O aún después de la oxidación. Esta hemolisina daña la membrana del glóbulo rojo, a los leucocitos y macrófagos.

La otra hemolisina es estable al oxígeno y puede ser extraída de la albúmina sérica o del ácido ribonucléico, denominándose "Hemolisina S" con efectos similares a la O, pero comparativamente menos activa.

La estreptoquinasa es otro producto de algunos Streptococcus de los grupos A, C y G, que al actuar con una proenzima denominada plasminógeno (factor proteolítico inactivo en el suero animal) forman una enzima proteolítica llamada plasmina, que digiere la fibrina y otras proteínas; situación que puede ser evitada, con la presencia de anticuerpos contra estreptoquinasa, antiproteasa en la sangre y/o falta de plasminógeno en la misma.

La estreptodonasa (desoxirribonucleasa B), actúa despolimerizando el ácido desoxirribonucleico y licuando los exudados inflamatorios, permitiendo la diseminación de la infección (Merchant y Packer, 1958).

• Streptococcus agalactiae

Características
Microorganismo esférico gram-positivo, catalasa negativo con tendencia a agruparse formando cadenas, se localiza en los ductos galactóforos de la glándula mamaria ocasionando mastitis crónica con brotes eventuales de casos clínicos. La bacteria es considerada un parásito obligado de la glándula mamaria ya que puede morir al ser expuesto a la piel; sin embargo, aunque su resistencia al medio es baja, este microorganismo puede sobrevivir por un mes o más, siendo los factores ambientales de importancia en la transmisión de vaca a vaca (Jubb, et al., 1985).

Frecuencia y transmisión

De los estudios bacteriológicos de muestras de leche de vacas realizados desde 1974 por el Departamento de Bacteriología y Micología de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM., se encontró una prevalencia mayor que la de otras especies e inferior a Staphylococcus, comportamiento que en 1985 se modificó por una disminución del Streptococcus, el que a partir de 1987 incrementó su frecuencia la que cada vez ha sido mayor.

La forma de transmisión de estos microorganismos se da principalmente durante la práctica del ordeño, permitiéndose la diseminación de las bacterias de glándulas infectadas a glándulas sanas, la eliminación del Streptococcus por la glándula infectada durante el proceso de preparación para el ordeño, período durante el cual el microorganismo podrá ser eliminado por los primeros chorros de leche obtenidos manualmente, situación que se agrava en los casos en que el ordeñador por mal hábito descarga estos primeros chorros sobre la palma de la mano y no sobre el tazón de fondo oscuro; al encontrarse el microorganismo en la mano del ordeñador, podrá ser trasladado a otras glándulas o bien a otras vacas que durante este proceso de preparación se pueden infectar. El equipo para ordeño mecánico contribuye a la transmisión del microorganismo cuando éste se contamina por vacas infectadas y la limpieza no es buena. El material y equipo contaminado que se emplea para el tratamiento de las glándulas, podrá ser otra forma de contaminación. La alimentación de becerros con leche contaminada se ha reportado como una posible forma de transmisión entre becerros que tienen el hábito de mamarse entre sí (Schalm, et al., 1971).

Patogenia y lesiones

El Streptococcus no es un invasor activo, para enfermar a la glándula primeramente deberá penetrar, después adherirse y por último invadir a los tejidos. Para llegar al seno lactífero del pezón tiene que atravesar el conducto papilar, que por si mismo representa una barrera. Este conducto normalmente está total o parcialmente ocluido con queratina, pero cuando está delgada, desprendida o con fisuras, permite fácilmente la retención del microorganismo. Cuando este material es removido se pierde la primer barrera de defensa (Morse y Platanov, 1964) permitiendo la fácil penetración del microorganismo y favorece la multiplicación del Streptococcus agalactiae, que presenta un elevado tropismo por el epitelio glandular especialmente en los conductos galactóforos. El Streptococcus agalactiae no tiene gran capacidad de invadir a los tejidos internos de la glándula mamaria, pero si coloniza la superficie de los epitelios, por lo que el mecanismo de defensa debe actuar a este nivel requiriendo la inmunoglobulina IgA, pues el anticuerpo específico de esta clase inhibe la adherencia de la bacteria y antígeno a la superficie epitelial que tan solo tiene una vida media de 1.7 días siendo por lo tanto baja su acción; en tanto la lactoperoxidasa presente en la leche es un inhibidor potente de la reproducción del microorganismo (Colditz y Watzon, 1985).

Cuando el Streptococcus logra alcanzar el interior de la glándula se localiza en el seno lactífero del pezón, glándula o conductos galactóforos. Una vez adherido a la pared epitelial, fermenta la lactosa produciendo ácido láctico que irrita a los tejidos ocasionándose una reacción inflamatoria con leucocitos, fibrina, células epiteliales descamadas, y factores plasmáticos, elementos que llegan a ocasionar taponamientos con obstrucción al desplazamiento de la leche.

• Streptococcus dysgalactiae
Es otra especie de Streptococcus que daña a la ubre. En nuestro laboratorio la frecuencia de aislamiento es similar a Streptococcus agalactiae hasta 1985, disminuyendo la incidencia entre 1985 a 1987, para incrementar después con una prevalencia menor que el Streptococcus agalactiae. Esta bacteria pertenece al grupo C de la clasificación de Lancefield. Se ha aislado de la boca, tonsilas, útero, vagina, productos abortados y piel. Esta bacteria no es hemolítica y produce hialuronidasa con los efectos ya antes discutidos.

El cuadro clínico generalmente se clasifica como moderadamente agudo (Runnells, et al., 1960) y se desarrolla con mayor prontitud en casos de pezones lastimados

• Streptococcus uberis

El microorganismo se ha recuperado del forraje donde pastan las vacas, del contenido ruminal, piel de pezones y conducto papilar donde la frecuencia de aislamiento es menor al de la piel, dando la impresión de que el microorganismo es poco agresivo para invadir a la glándula y que más bien es un oportunista ya que no es raro encontrarlo en infecciones donde previamente el pezón ha sido lesionado. La infección es de curso moderado pudiendo persistir y resultar en casos crónicos. Al inicio la infección se presenta con elevado número de células somáticas para disminuir enseguida y pocos días después nuevamente aumentar. La producción de leche y grasa disminuye cuantitativamente y al inicio del ordeño con frecuencia se aprecian coágulos, pudiendo darse una moderada inflamación de la glándula afectada y rara vez signos sistémicos.

• Streptococcus zooepidemicus

Pertenece al grupo C de la clasificación de Lancefield y ha sido señalado como responsable de infecciones en vías respiratorias altas, de pacientes con dolor de garganta y fiebre escarlatina. Los casos clínicos de mastitis se presentan con curso sobreagudo, agudo o crónico; con la glándula mamaria muy inflamada, dolorosa y signos que indican una afección de la condición general del animal.

• Streptococcus pyogenes

Este microorganismo se ubica en el grupo A de la clasificación de Lancefield y afecta tanto al hombre como a los animales. Davis, (1912), mencionado por Merchant y Packer (1958) comunica que esta bacteria se podía transmitir de la mano de los ordeñadores a la glándula mamaria .El establecimiento del microorganismo se facilita cuando el pezón está lesionado y el cuadro clínico se presenta severamente agudo con curso rápido, pudiendo terminar con atrofia glandular. La leche que proviene de las ubres infectadas representa un fuerte peligro para el consumidor.

Diagnóstico

El diagnóstico clínico se fundamenta en el cuadro clínico que caracteriza a este padecimiento. Con fines de tratamiento y control a nivel hato el diagnóstico bacteriológico e identificación de la especie es una práctica recomendable.

Prueba de camp esculina para diferenciación de estreptococos
Microorganismo CAMP Esculina Hemólisis Hidrólisis de hipurato de sodio
S. agalactiae + - O +
S. dysgalactiae - - O -
S. uberis -/+ + O +
Tomado de "Microbiological Procedures for the Diagnosis of Bovine Mastitis".
National Mastitis Council, Inc. 1969.

Tratamiento

En el tratamiento de las vacas por mastitis es necesario considerar:

1) Casos clínicos que demandan inmediata atención
2) Casos subclínicos en vacas finalizando la lactación
3) Casos subclínicos en vacas de producción de leche

En los casos subclínicos donde la vaca está en lactación, hemos intentado el tratamiento con base al cultivo y sensibilidad a quimioterapeúticos, con resultados escasos ya que solamente el 18% de las glándulas tratadas respondieron. Para el tratamiento de las vacas que finalizan lactación, hemos encontrado muy útil los antecedentes clínicos y resultados a las pruebas para diagnosticar mastitis subclínica, así como los quimioterapeúticos que con mayor frecuencia resultan sensibles). En la elección consideramos un medicamento diferente, al empleado para el tratamiento de casos clínicos. De los quimioterapeúticos probados contra Streptococcus agalactiae, la ampicilina nos ha dado una buena sensibilidad (94%), seguido por la penicilina (76%) y durante los últimos 6 meses el Cefacetril ha resultado bastante sensible (95%). Para el caso de Streptococcus dysgalactiae y Streptococcus uberis, el Cefacetril también ha mostrado su bondad (80-100%) lo que se explica por su reciente introducción al mercado nacional. La susceptibilidad de los microorganismos resulta diferente entre hatos y entre períodos de monitoreo, por ello no es nada recomendable prescribir un mismo tratamiento para varios establos o por largos períodos en una misma explotación.

Control

Para fines de este trabajo se apuntan ciertos conceptos relacionados al control de Streptococcus:

1. Durante la primera etapa de crecimiento y desarrollo de los becerros, se debe administrar leche preferentemente pasteurizada y no permitir el mamado entre becerros.
2. Los alojamientos de las vacas deben mantenerse limpios y secos, especialmente en el área de descanso que siempre deberá estar libre de basura y desechos orgánicos.
3. Evitar el acceso del ganado a los majaderos húmedos o áreas lodosas.
4. Controlar la población de moscas preferiblemente mediante métodos biológicos.
5. Administrar el orden de ordeño, colocando en el primer grupo a las vacas de primer parto y libres de infección, continuando con hembras de partos mayores y libres de mastitis, posteriormente ordeñar a las vacas sospechosas, positivas y por último las enfermas.
6. Buscar la eficiencia en la práctica de ordeño, cuidando no presentar ubres mojadas y/o sucias al ordeño ni tampoco que el personal tenga las manos contaminadas.
7. No permitir sobre ordeño mecánico ya que éste propicia el aumento de la frecuencia de mastitis entre glándulas de la misma vaca.
8. Mantener en condiciones óptimas la capacidad y eficiencia del equipo para ordeño.
9. Al finalizar el ordeño aplicar un desinfectante (sellador) efectivo sobre los pezones para controlar los microorganismos prevalentes en el ambiente .
10. Enjuague de pezoneras entre vacas ordeñadas.

En forma oportuna identificar, tratar y separar al animal que presente mastitis clínica.


MASTITIS CAUSADA POR STAPHYLOCOCCUS

Generalidades
La mastitis relacionada con estos microorganismos es bastante frecuente en el ganado ordeñado tanto manual como mecánicamente, presentándose con cuadros inflamatorios severamente agudos, moderados, suaves y crónicos, raramente con gangrena, lo que sí puede apreciarse en ganado caprino y ovino.

Características
Microorganismo esférico aproximadamente de 0.8 micrómetros de diámetro, que en frotis teñido con la técnica de gram aparece de color púrpura (gram positivo) y en racimos, haciendo honor a su nombre en griego "staphylo" que quiere decir en racimo de uvas; no son móviles, ni forman esporas, generalmente no cápsulados aunque en ocasiones pueden aparecer aislamientos con cápsula

Para diferenciar Staphylococcus aureus de Staphylococcus epidermidis, se emplea la prueba de coagulasa
Frecuencia y transmisión
Shah, et al., (1985), en un estudio realizado con 600 muestras de leche encuentra que de 242/144 (59%) resultaron positivas a Staphylococcus y de éstas 144/50 (35%) correspondieron a Staphylococcus aureus, 94 (65%) a Staphylococcus epidermidis, implicando que Staphylococcus es uno de los microorganismos más prevalentes en la flora de la ubre.

La infección principalmente se origina de glándulas afectadas por Staphylococcus spp, que son ordeñadas manual o mecánicamente y cuando se da la eliminación del microorganismo bajo malas condiciones sanitarias, éste puede ser diseminado por el ordeñador o por la unidad de ordeño mecánico entre la población animal ordeñada.

Patogenia

a) Arribo del Staphylococcus spp. al área de la apertura natural del pezón o a un área lesionada que mediante solución de continuidad permita el acceso de la bacteria a la glándula mamaria.
b) Ingreso del microorganismo al interior de la glándula.
c) Multiplicación del microorganismo y por presión, ingreso de éste por apertura natural del pezón. Durante la preparación de la vaca al ordeño la penetración de la bacteria también puede darse por manipulación del ordeñador bajo condiciones inadecuadas de manejo sanitario. En vacas mal preparadas al ordeño con una inadecuada estimulación para bajada de leche las bacterias presentes en la copa de ordeño, al propiciarse fluctuaciones de vacío, pueden ser transportadas al interior del seno lactífero del pezón. Staphylococcus spp, en el interior de la glándula mamaria, estando en leche, podrá ser transportado superiormente con las corrientes que se provocan al desplazarse la vaca y así alcanzar los ductos superiores que componen el parénquima glandular.

Diagnóstico

Presuntivo. Los signos clínicos locales o en su caso acompañados por reacciones sistémicas, además del historial clínico de la vaca y del hato, permiten sin la mayor dificultad hacer un diagnóstico de mastitis y presumir del agente etiológico; sin embargo, estos cuadros requieren ser diferenciados de casos por E. coli en su fase inicial, Corynebacterium o Nocardia. Por lo que para llegar a un diagnóstico etiológico es necesario la identificación del microorganismo en la secreción glandular.
Integral. El diagnóstico integral, contempla el cuadro sindrómico, identificación del microorganismo por cultivo de la secreción de la glándula afectada, tratamiento a aplicar y respuesta esperada en un tiempo dado.

Tratamiento

En México, Alfonseca, (1991), determina la susceptibilidad a quimioterapeúticos por el método de Kirby-Bauer con 30 cepas de Staphylococcus aureus aislados de casos referidos de mastitis bovina durante el período 1982-1990; encontrando que para los niveles de muy susceptibles y susceptibles, espiramicina presentó eficacia contra el 86%, 73%, 70%, 46%, 26%, 23%, 20% y 13%, para cloranfenicol, lincomicina, neomicina, penicilina, gentamicina, estreptomicina y cloxacilina, respectivamente.

Prevención

a) Tener presente que un programa mal fundado y desarrollado, seguramente conllevará a un aumento significativo de infecciones por otros microorganismos oportunistas y que generalmente se encuentran en medio de la vaca, principalmente en los desechos orgánicos.
b) Staphylococcus aureus es un residente común de la piel de los pezones.
c) Por lo anterior una actividad muy importante para el control de la mastitis es la presentación de los pezones y de la ubre al ordeño que estén limpios y secos, libres de restos de alimentos, camas, excretas y otros materiales que son fuentes de contaminación para la glándula mamaria.
d) Se requiere que los alojamientos del ganado se mantengan en condiciones buenas de limpieza, enfatizando la importancia de mantener limpios y secos especialmente las áreas de descanso.
e) Durante la práctica de ordeño, cuidar el correcto desarrollo de las actividades realizadas por los ordeñadores, supervisar la higiene del personal, material y equipo que intervienen en esta práctica de manejo.
f) Durante la preparación de la vaca al ordeño, aplicación en los pezones de antisépticos preferentemente biodegradables,
g) Ordeño de vacas infectadas empleando ordeñadora mecánica en cubeta, lo que permita la separación y eliminación de la leche y evite el contagio a otras vacas.
h) Aplicación de biológicos con eficacia para propiciar inmunidad contra las cepas de Staphylococcus prevalentes en la unidad de producción (Blood, et al., 1983).
i) Al finalizar la actual lactación de la vaca, con criterio médico aplicar un tratamiento para secado, seleccionando el medicamento que resulte eficaz para controlar a Staphylococcus aureus.
j) Para reforzar el control de la mastitis se ha sugerido el empleo de Yatrén, Selenio, vitamina E y Levamisol.


MASTITIS CAUSADA POR COLIFORMES

Generalidades

Coliformes es un término empleado para identificar a una serie de bacterias de la familia enterobacteriaceae que incluye a los géneros Escherichia, Enterobacter y Klebsiella, microorganismos gram negativos que causan cuadros de mastitis; generalmente de presentación ligeramente aguda y ocasionalmente con cuadros de mastitis severamente agudos.

Características
Son microorganismos facultativos a excepción del género Klebsiella, móviles; los géneros Escherichia y Klebsiella usualmente cápsulados, no esporulados, gram negativos que fermentan la lactosa. Son habitantes del tracto gastrointestinal de animales y hombre, eliminados por heces contaminando así el medio, identificados como microorganismos causantes de mastitis de origen ambiental (Pérez y Vázquez, 1987).Estos microorganismos son de los más importantes como causa de mastitis aguda en ganado lechero (Rothbauer, et al., 1988).

• Escherichia coli

Transmisión y presentación

E. coli que se encuentra en cantidades abundantes en el estiércol de los animales. Por lo tanto, la condición sanitaria de los alojamientos juega un papel muy importante en la transmisión y presentación de este padecimiento lo que se acentúa en hatos donde las vacas presentan bajo número de células somáticas en leche y/o con tensión ambiental. La frecuencia de presentación aumenta al inicio de la lactación y disminuye conforme ésta avanza (Rothbauer, et al., 1988).
Se reporta que del 80 al 90% de infecciones intramamarias por coliformes se presentan como una mastitis clínica ligeramente aguda, autolimitante y algunas veces como severamente aguda.

Patogenia

Los microorganismos alcanzan el interior de la glándula mamaria generalmente por el conducto del pezón o bien, según algunos investigadores, ocasionalmente pueden llegar a la glándula mamaria por vía hemática (Heidrichi y Renk, 1967 mencionado por Ebrhart, 1977), dándose una multiplicación rápida de estas bacterias, originándose como respuesta una inflamación local que conlleva a que llegue a la glándula vía hemática IgG aumentando la presencia de ésta a nivel glandular; esta inmunoglobulina opsoniza a la bacteria para incrementar la fagocitosis. Enseguida se da en la glándula la llegada de leucocitos polimorfo nucleares que fagocitan a las bacterias, liberando las endotoxinas bacterianas que forman parte de la pared celular, pasando al sistema vascular ocasionando una reacción sistémica de toxemia pudiendo ocasionar la muerte de la vaca (Rothbauer, 1988) (Schalm, et al., 1976).

Diagnóstico

Los signos clínicos antes discutidos generalmente dan la información suficiente para hacer un diagnóstico presuncional, pero en ciertos casos clínicos será necesario diferenciar con infecciones causadas por microorganismos gram positivos, mediante el cultivo bacteriológico de una muestra de leche, siendo útil el material ofrecido por Hy Labs, material que contiene por una lado un medio selectivo para el crecimiento de microorganismos gram positivos y del otro lado un medio para gram negativos; de tal manera que a las 12 ó 18 h de incubación, se dará el crecimiento del microorganismo involucrado en la infección.

Tratamiento

Requiere de inmediata atención con quimioterapeúticos administrados por vía parenteral y local.
Mercer y Teske (1977), describen para casos de mastitis por coliformes severamente agudos el siguiente tratamiento: Oxitocina. Ordeñar la glándula removiendo la mayor cantidad posible de endotoxinas. Corticosteroides y terapia con fluidos para combatir los efectos de las endotoxinas. Administrar dosis altas de dexametazona 0.44 mg/Kg. de peso vivo intramuscular o intravenosa. Si es necesario repetir por una ocasión el tratamiento a las 8 o 12 horas. Administrar elevadas cantidades de fluidos. Gentamicina, administrar por meato del pezón 100 mg de gentamicina dos veces al día. En casos de infecciones sistémicas o de vacas de alto valor es recomendable administrar por vía intramuscular gentamicina en dosis de 4.4 mg/Kg de peso vivo dos veces al día por tres días.
Nuestra experiencia nos ha mostrado que antes de aplicar la oxitocina se obtienen mejores resultados si aplicamos por el conducto del pezón una combinación de gentamicina con agua bidestilada y estéril en dosis de 150 ml. Un minuto después se procede a la eliminación del material administrado por el pezón, buscando la remoción de la mayor cantidad de endotoxinas existentes, actividad que repetimos por lo menos dos veces.

Una vez realizada la actividad arriba descrita, aplicamos gentamicina preparada como se señala en el punto anterior agregando además sulfóxido de dimetilo (DMSO) lo que nos ha proporcionado un mejor resultado en comparación con esta mezcla sin el DMSO.

El ordeño de la vaca se realiza cada 6 h repitiendo el tratamiento antes descrito.

Control

Una importante medida de control es mantener los alojamientos libres de acumulación de desechos orgánicos, limpios y secos; lo que es de mayor importancia en el área de descanso del ganado.
La higiene en la preparación de las vacas antes del ordeño reduce significativamente el número de coliformes en el pezón y por lo tanto las infecciones (Ebrhart, 1977).

A partir de 1990, disponemos de una vacuna "J-5TC"que aplicada a ganado mantenido en condiciones relativamente adecuadas, reduce la frecuencia en presentación de casos clínicos de mastitis por E. coli en comparación al ganado testigo. Se dice que esta presentación es una mutación genéticamente estable de E. coli, que estimula al sistema inmunológico volviéndolo activo contra ciertas especies de bacterias gram-negativas. Se sugiere administrar por vía subcutánea una dosis de la vacuna en ganado al séptimo mes de gestación, repitiendo la dosis al octavo mes y una tercera dosis dos semanas después del parto (González, et al., 1989).

• Klebsiella

Definición

La mastitis causada por Klebsiella, puede presentarse esporádicamente en una o varias vacas que descansan de lactar o bien en vacas en lactación, con cuadros severamente agudos o suaves, pudiendo también darse en forma crónica.

Características

Este género se caracteriza por ser bacilos cortos, gruesos, con extremos redondeados, pleomórficos, encapsulados, identificándose alrededor de 81 tipos de cápsulas de Klebsiella.). Klebsiella spp tiene una capacidad mayor que E. coli de afectar a la glándula mamaria en proceso de involución durante el tiempo de descanso, diferencia que puede parcialmente ser atribuida a la resistencia o susceptibilidad de estos microorganismos a las propiedades inhibitorias de las secreciones de las glándulas en descanso. Lactoferrín e inmunoglobulinas, contribuyen parcialmente a esta propiedad inhibitoria de la secreción de las glándulas en descanso (Todhunter, et al., 1990).

Presentación y transmisión

Esta forma de mastitis se presenta en vacas que han finalizado la lactación, recién paridas, o durante su lactación; no obstante la mastitis por coliformes se presenta con mayor frecuencia en vacas lactando que en secas pudiendo en casos de brotes alcanzar frecuencias hasta del 25% del hato recién parido (Blood, et al., 1992). Klebsiella pneumoniae, se presenta con mayor frecuencia que Klebsiella oxytoca o E. coli en los casos clínicos de mastitis (Nomura, et al., 1989) (Todhunter, et al., 1990). El estiércol y las camas contaminadas frecuentemente contendrán al microorganismo, que puede ser arrastrado a la región de la ubre y alcanzar a la glándula mamaria en los tiempos entre ordeños o bien durante el desarrollo de las actividades de ordeño

Patogenia

Una vez que la bacteria ha alcanzado e infectado a la glándula mamaria, podrá proliferar dependiendo de las condiciones de la vaca. Lactoferrín generalmente capta el hierro requerido por el microorganismo para su multiplicación, por lo que al disminuir el contenido de lactoferrín en vacas próximas al parto la actividad bacteriana podrá darse en forma alarmante. Esta elevada proliferación de Klebsiella pneumoniae o E. coli, conlleva a la elaboración de endotoxinas que activan a la enzima histidina-descarboxilasa, la que actúa estimulando la liberación de la histamina almacenada en forma preformada en gránulos de basófilos y mastocitos celulares. Histamina formada por la descarboxilación de histidina. La histamina aumenta la permeabilidad vascular en la glándula mamaria afectada y permite un aumento en la concentración de las proteínas plasmáticas, incrementando el número de células somáticas en la leche. Las serotoninas que también aumentan en estos cuadros clínicos, presentan un comportamiento similar al descrito para las histaminas. Las endotoxinas de Klebsiella pneumoniae, inducen el aumento de prostaglandina E (PGE2). en leche. Es un potente vasodilatador y potencializa la permeabilidad vascular. Esta incrementa la liberación de PGE2 de la región hipotalámica del cerebro, pudiendo actuar como mediador de la endotoxina que induce fiebre en la vaca con mastitis. Otro elemento que incrementa en mastitis es el tromboxano B2 (TxB2) que causa vasoconstricción y agregación de plaquetas.

Tratamiento

El tratamiento deberá ser enfocado a juicio médico, sugiriéndose controlar el cuadro sindrómico que comprende las reacciones orgánicas generales y locales:

• Polimixina B. (1.5-2.5 mg/kg IM, dosis dividida en 2-3 veces al día, Polimixina:80,000 UI, Dihidroestreptomicina (base) 0.250 g, Neomicina (base) 0.100 g, Flumetasona 0.250 mg (Mamitrol-Fuerte. Lab. Trianon), aplicado por apertura natural del pezón).
• Gentamicina.(2-5 mg/kg de peso cada 24 h, IV; Sulfato de gentamicina: 110 mg (Gentamast. Lab. Columbia), vía pezón).
• Cefalosporinas. (Cefacetril sódico: 235 mg (2ª generación), aplicado por apertura natural del pezón, Cefalexina: 2 g, aplicado por apertura natural del pezón).
• Trimetoprim-sulfadoxina. (1 ml/kg de peso cada 24 h IV;40 mg de trimetoprim con 200 mg de sulfadiazina (Bovigam Mastitis MR Lab. Bayer) suspensión intramamaria, t.i.d.).
• Oxitetraciclina. (10 mg/kg de peso cada 24 h IV).
• Líquidos y electrolitos. (Solución al 5% de glucosa, 100-150 ml/kg de peso cada 24 h).
• Corticosteroides. (1 mg/kg de peso IV, b.i.d.).
• Flunixin de Meglumina (83 mg). (administrar 2.2 ml/cada 50 kg de peso)
• Sulfóxido de dimetilo (DMSO) (En combinación con ciertos quimioterapeúticos administrados por apertura del pezón)
• Antihistamínicos. (Clorhidrato de dienhidramina: 0.5-1.0 mg/kg c/12 h, IM, IV.). (Fuentes, 1985)(Sumano y Ocampo, 1991).


MASTITIS CAUSADA POR ACTINOMYCES (Corynebacterium)

Generalidades

Actinomyces es un microorganismo que generalmente causa una inflamación moderada o severamente aguda y que puede o no afectar la cantidad de leche producida.

Características

Actinomyces pyogenes es un bacilo pequeño de forma cocobacilar, ocasionalmente pleomórfico de 0.2 a 0.3 y 0.5 a 2 micrómetros de largo, aeróbico, que en el frotis se puede apreciar individualmente o formando empalizadas, es gram positivo. Es resistente cuando se encuentra en exudados y en material o equipo de trabajo contaminado. Susceptible generalmente a iodo y penicilinas.

Transmisión y presentación

Las infecciones pueden ser detectadas en animales finalizando lactación o durante los primeros 30 días postparto (Egan y Meaney, 1987). Cuando las glándulas mamarias están colonizadas por este microorganismo, podrán ser más resistentes a infecciones por Staphylococcus aureus y Streptococcus dysgalactiae, pero no contra Streptococcus agalactiae o Streptococcus uberis. Hogan, et al., (1988), concluye que la colonización de la glándula mamaria por C. bovis o especies de Staphylococcus no proveen un efecto biológico de protección contra las infecciones intramamarias por microorganismos ambientales y menos contra coliformes. Blood, et al., (1992), comentan que la tasa de infección por estos microorganismos son mayores en ganado en pastoreo que en estabulado y que la propagación de los casos parece estar relacionada con la frecuencia de moscas, época del año, dirección y velocidad del viento.

Patogenia

El microorganismo puede ser transmitido por material o equipo contaminado de una glándula mamaria enferma a otra durante la práctica de ordeño, por moscas portadoras del microorganismo que coloniza a la glándula mamaria a nivel del conducto del pezón o por traumatismos en la misma glándula. Cuando un actinomiceto ha alcanzado a la glándula podrá ser fagocitado o no, ya que existen diferencias entre vacas con habilidad en el suero de la leche para mantener la fagocitosis contra A. pyogenes, habiendo una correlación significativa entre la fagocitosis de este microorganismo y la concentración de anticuerpos IgG2 e IgM en el suero de la leche (Watson, 1989). De afectar a la glándula, provocará una reacción sistémica y local, con pérdida de producción. Presumiblemente en vacas en producción de leche, las oportunidades de que el microorganismo se elimine durante el ordeño son buenas, en tanto que en vacas en descanso lactacional éste podrá colonizar, establecerse y desencadenar un proceso inflamatorio que podrá resultar con la formación de absceso (s) focal y supurativo. La patogenicidad de C. bovis podrá estar relacionada con la cepa que colonice a la glándula. Honkanen-Buzalski, et al., (1984), trabajando con ratas encuentra que la cepa N5 se involucra muy poco con infecciones, en tanto las cepas P3 y P10 se relacionaron con abscesos donde se encontraron gran número de corinebacterias y densas reacciones celulares en el parénquima afectado. El mismo investigador señala que el examen histológico de los tejidos estudiados muestra que los organismos se confinan mayormente en la queratina del pezón o en el conducto de éste.

Tratamiento

El empleo de antisépticos sobre pezones, posterior al ordeño "selladores" y la aplicación de quimioterapeúticos al finalizar la lactación de las vacas han dado resultados satisfactorios en la disminución de infecciones de glándulas con C. bovis (Honkanen-Buzalski, et al., 1984). Los cuadros clínicos de mastitis generalmente son agudos y rebeldes al tratamiento a pesar de ser sensibles a los quimioterapeúticos utilizados (Egan y Meany, 1987).


MASTITIS CAUSADA POR PSEUDOMONAS

Generalidades

La mastitis por Pseudomonas, es considerada como una patología de presentación esporádica, de origen ambiental que se puede manifestar clínicamente en formas variadas como son: severamente aguda, suave o crónica.

Características

Es un bacilo delgado gram negativo que se tiñe con dificultad, de 0.3 micrómetros de ancho por 1-3 de largo, con extremos redondeados y provisto de tres flagelos polares, microorganismo que también es fitopatógeno (Kirk y Bartlett, 1984). Pseudomonas aeruginosa no crece en medios aeróbios. Coagula la leche por las enzimas que produce, hidrolizando lentamente la caseína y coagula el suero hemático. Elabora enzimas proteolíticas, piosinasas de origen lipoide que hemolisan glóbulos rojos. Este microorganismo tiene propiedad bacteriolítica por sus enzimas (piosinasa, alfa-hidroxifenazina y una sustancia oleosa) y una proteína termoestable. Muere fácilmente con antisépticos ordinarios y con calor a 55°C en una hora. Ciertos autores mencionan que el microorganismo presenta resistencia a cuaternarios de amonio (Carter, 1985) (Merchant y Packer, 1958).

Transmisión

El microorganismo generalmente se transmite por agua contaminada que se emplea durante la preparación de las vacas al ordeño, también es posible cuando las vacas enseguida de ser ordeñadas, se echan en sitios húmedos y contaminados. También es una forma de transmitir al agente el uso de material y equipo contaminado durante el tratamiento por vía intrapezón (Erskine, et al., 1987) (Osborne, et al., 1981).

Patogenia

El microorganismo alcanza a la glándula mamaria cuando ésta se encuentra lastimada o bien, cuando se facilita la penetración por el conducto del pezón durante la práctica de ordeño, también en el momento de que las vacas se echan enseguida del ordeño en lugares contaminados. Su acción patógena será mayor en animales débiles, enfermos e inmunodeficientes. Se da la oportunidad para que el microorganismo penetre a la glándula y se establezca, multiplique y genere productos extracelulares como proteasas, lecitinasas, toxinas letales y una sustancia viscosa; esta última parece influir evitando la fagocitosis del microorganismo que con sus productos coagula la leche y produce daños a los tejidos involucrados ocasionando necrosis y áreas con exudados purulentos, cicatrices que llegan a ocasionar oclusiones de los conductos involucrados. En vacas con cuadros septicémicos, la muerte puede ocurrir y el microorganismo ser aislado de la circulación periférica (Packer, 1977) (Carter, 1985) (Kirk y Bartlett, 1984).

Cuadro sindrómico

Los cuadros severamente agudos se caracterizan por una presentación repentina, con fiebre y toxemia. La secreción láctea puede aparecer en forma acuosa conteniendo posiblemente coágulos con apariencia redonda o alargados; la leche también puede darse tendiendo a un color azulado. Cuando la infección progresa y toma un curso crónico el área de la glándula mamaria involucrada se necrosa con posible erosión del sistema vascular, con hemorragias intraglandulares, conllevando a una secreción láctea teñida con sangre. Los casos crónicos se caracterizan por presentaciones intermitentes de cuadros clínicos de mastitis a intervalos de días o semanas, que se acompañan de inflamación glandular y alteraciones en la leche (Schalm, et al., 1971), que pueden darse con coágulos abundantes de aspecto espeso y color crema-verdoso de olor fétido.

Tratamiento

La aplicación de quimioterapeúticos para el control de infecciones por Pseudomonas aeruginosa en lo general no dan resultados satisfactorios, no obstante se sugiere: gentamicina, polimixina B, carbenicilina, sulfadiazina, sulfameracina (Carter, 1985) (Packer, 1977). Osborne, et al., (1981), mencionan una serie de quimioterapeúticos empleados con el propósito de controlar las infecciones de las ubres con resultados negativos, indicando que cuando emplearon en combinación lincomicina (50 mg) y espectinomicina (100 mg) aplicada b.i.d. por vía intramuscular, se logró una mejoría en la condición general del animal y de la ubre, no obstante cuando se suspendió la aplicación del quimioterapeútico los signos clínicos aparecieron nuevamente.

MASTITIS CAUSADA POR NOCARDIA

Generalidades

Es un padecimiento con presentación clínica severamente aguda o suave acompañado de lesiones granulomatosas extensas en la ubre, enfermedad poco frecuente pero de gran importancia en salud humana y animal (Arroyo, 1987).

Características

Son bacterias que forman pseudomicelios que tienden a fragmentarse en formas cocoides, bacilares o filamentosas; son gram positiva y parcialmente ácido alcohol resistente Son microorganismos aeróbios estrictos, inmóviles, sin cápsula y saprófitos del suelo (Pérez y Vázquez, 1987).

Transmisión y presentación

Los problemas por Nocardia se asocian a una mala higiene en las prácticas de manejo tales como ordeño y terapias intramamarias al usar medicamentos y material contaminados (Sears, 1986). Los brotes de mastitis por Nocardia, se presentan generalmente durante los dos últimos meses de gestación o dos primeros meses de lactación siendo más frecuente durante los primeros diez días de iniciado el ciclo de producción de leche.

Patogenia

La bacteria puede alcanzar al interior de la glándula mamaria durante la práctica de ordeño por empleo de material o equipo contaminado o de otra vaca cuya glándula está infectada y elimina al microorganismo. En la glándula causan mastitis aguda con lesiones granulomatosas crónicas.

Cuadro sindrómico

A la inspección inmediata, la glándula mamaria se podrá observar incrementada o reducida de tamaño y con abscesos fistulizados; ocasionalmente las glándulas afectadas presentan una apariencia de color azulado como signo de gangrena. Si la infección ocurre en lactaciones avanzadas hay signos clínicos menos severos o leche con aspecto anormal de manera intermitente. Se presenta como infecciones severamente agudas que ocasionan la muerte de forma inaparente y sin signos clínicos. La forma crónica sin signología aparente puede presentarse de manera clínica en partos posteriores (Sears, 1986).
En forma aguda se manifiesta fiebre (41.5-42°C), depresión, anorexia, pérdida de peso y caída en la producción de leche. En casos avanzados se aprecia una secreción viscosa con coágulos, que en el tubo de ensaye podrán mostrarse con apariencia de pequeñas colonias blancas de aproximadamente 1mm de diámetro. No es raro que la secreción sea de aspecto purulento o teñida con sangre. A la palpación la glándula se aprecia firme, dura, explicada por algunos autores como apariencia de madera (Schalm, et al., 1971). Es frecuente que haya nódulos de un tamaño alrededor de 2.5 cm. El curso de la enfermedad puede ser de 2 a 4 semanas y terminar con la vida de la vaca.

Diagnóstico

En casos diagnosticados clínica y bacteriológicamente como positivos a mastitis por Nocardia, es recomendable repetir el muestreo de leche para examen bacteriológico y confirmar que se trata de este microorganismo, en cuyo caso se procede el aislamiento de la vaca e inmediata eliminación del hato. Cuando se sospecha de un brote por Nocardia, es necesario proceder al muestreo bacteriológico de todo el ganado adulto y tomar las medidas convenientes en medicina preventiva para el control del padecimiento.


Tratamiento

A nuestro juicio estos casos clínicos que no responden a los tratamientos, propician la difusión de la enfermedad a otras vacas y son una fuente muy importante de contaminación para los consumidores de leche, por lo que consideramos que los animales enfermos deben ser eliminados del hato.
Entre los antisépticos empleados en la limpieza de material y equipo de ordeño para el control de este microorganismo se ha considerado apropiado: Hipoclorito de sodio al 5%, Cloro comercial en concentración de 0.2 a 20 ppm, Cloracen o cloramina que contiene 12% de cloro activo, sugerido para irrigación de heridas y lavado de mucosas (Fuentes, 1985) (Sumano y Ocampo, 1991).


MASTITIS CAUSADA POR MYCOBACTERIUM

Generalidades

Tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa, producida por un microorganismo del género Mycobacterium en forma de bastoncito ácido resistente, que afecta tanto al hombre como a los animales destinados a la producción de alimentos y a los de compañía.

Características

En el hombre el agente causal más frecuente es Mycobacterium tuberculosis, en bovinos el Mycobacterium bovis, en otras especies Mycobacterium avium. Microorganismo en forma de bastoncito delgado, de 1.5 a 4 micrómetros de largo por 0.3 a 0.5 de ancho, polimorfo, ácido alcohol resistente, gram positivo, que cuando se tiñe por el método de gram se muestra con gránulos acomodados en serie o sueltos (Hutyra, et al., 1959). Microorganismo aeróbio, no forma esporas. Moderadamente resistente al calor, a la desecación, a ciertos desinfectantes y a la acidificación. Permanece viable en medios cálidos y húmedos, en tierra; pero es destruido por exposición directa de la luz solar, pasteurización y ebullición por tiempo prolongado (Hagan y Bruner, 1961).

Epidemiología

Entre los animales susceptibles están las aves, bovinos, búfalos, camellos, cerdos, ciervos, gatos, perros, renos, animales exóticos y el hombre.
El contagio se da principalmente por inhalación o ingestión y ocasionalmente por lesiones en la piel. El microorganismo puede difundirse por aire, esputo, secreciones contaminadas como pudieran ser vaginales, leche, canales, nódulos linfáticos periféricos abiertos, heces que al depositarse sobre el forraje representarán una fuente de consideración para contagio de los animales que pastan o consumen estos alimentos contaminados. El agua contaminada en abrevaderos también es fuente importante de contagio. Se estima que el microorganismo puede ser viable en heces hasta por 8 semanas. En producción animal esta enfermedad cobra gran importancia primeramente por el riesgo que representa la infección humana por consumo de alimentos contaminados, en segundo lugar por restar entre 10-25% la capacidad productiva del ganado y por último al enfermar el ganado y restarse la vida productiva de éstos. Por lo tanto, es necesaria la eliminación de toda vaca diagnosticada positiva a tuberculosis.

Patogenia

a) Entrada: El Mycobacterium puede penetrar al organismo por vía respiratoria mediante inhalación de partículas suspendidas en el aire respirado, digestiva al ingerir material contaminado o cutánea a través de lesiones de la piel.
b) Foco primario: En el sitio de entrada se localiza el Mycobacterium, provoca una reacción inflamatoria y aquí podrá ser donde se dé la lesión primaria que en el 75 al 90% de los animales es en los pulmones (Kleeberg, 1984) o bien el Mycobacterium es intervenido por un leucocito y trasladado a un nódulo linfático cercano, tomando este curso un tiempo aproximado de 8 días.
c) Tubérculo: El Mycobacterium localizado ocasionará una reacción inflamatoria y como resultado interviene el sistema de defensa orgánica, de tal manera que los neutrófilos y monocitos que contienen en la superficie receptores para IgG y C3b, prontamente se hacen presentes como resultado de las substancias quimiotáxicas como son las toxinas bacterianas, el complemento y factor sérico que cubre al microorganismo opsonizándolo y así se propicia la fagocitosis.

Tuberculosis en glándula mamaria. Schalm, et al., (1971), mencionan que la vía de arribo del microorganismo a la glándula mamaria puede ser por sangre, linfa o por la apertura natural del conducto del pezón por fomites mediante material o equipo contaminado empleados para la aplicación de tratamientos a la glándula mamaria. En la glándula mamaria la mastitis se caracteriza por un desarrollo lento y progresivo con endurecimiento del área afectada (Schalm, et al., 1971).


Cuadro sindrómico

A la inspección inmediata, la glándula mamaria se aprecia aumentada de tamaño dos o tres veces. La leche se muestra aparentemente normal, condición que después cambia de blanca a ámbar opaca; blanca grisácea, grisáceo-amarillenta, con coágulos o grumos muy pequeños con aspecto de escamas que fácilmente sedimentan. La muestra de leche después de reposar un momento podrá apreciarse separada en un líquido claro y un sedimento que al ser agitado toma el aspecto de agua jabonosa. A la palpación, el área afectada se siente firme como piedra, áspera o nodular (Schalm, et al., 1971).

Lesiones

La lesión histológicamente se clasifica como una mastitis productiva infiltrante-lobular. La glándula enferma macroscópicamente se aprecia con un gran número de nódulos de diferentes tamaños distribuidos en el parénquima, nódulos que son clasificados centralmente. Estas lesiones también están presentes en los nódulos linfáticos supramamarios (Schalm, et al., 1971).


MASTITIS CAUSADA POR LEPTOSPIRA

Generalidades

Enfermedad infecciosa que afecta a los bovinos provocando cuadros de septicemia, anemia, nefritis y en las vacas aborto y mastitis que en la mayoría de los casos se presenta suavemente aguda con secreción láctea que al inicio del ordeño muestra coágulos teñidos de coloración roja o tonalidad café-rojizo. Cobra gran importancia por ser una zoonosis.

Características

Microorganismo en forma espiral que mide entre 0.3 micrómetros de amplitud y longitudes que alcanzan hasta 30 micrómetros (6-30). Gram negativo, aeróbio y móvil que presenta movimientos rotativos. Se tiñe por el método de Giemsa y su identificación se facilita por observación en microscopio de campo oscuro. Crece naturalmente en ambientes húmedos y en aguas estancadas, donde puede persistir hasta por más de 180 días, en el suelo la media de supervivencia es alrededor de los 42 días (Blood y Radostits, 1992)

Clasificación

El género Leptospira, comprende una especie de Leptospira interrogans que incluye más o menos 100 serotipos.

Epidemiología

Los hospedadores más importantes de este género de microorganismo son los roedores y para la Leptospira interrogans serovariedad hardjo, el huésped definitivo es el bovino variedad más frecuente que afecta al hombre. Las leptospiras que con mayor frecuencia se han aislado en la República Mexicana, son Leptospira wolffi (38%), Leptospira hardjo (35%), Leptospira tarassovi (35%) y Leptospira pyogenes. La fuente de infección generalmente es el animal enfermo que está eliminando al microorganismo por orina, leche, semen, fetos abortados, secreciones uterinas; microorganismos que alcanzan al suelo, pastos, aguas o material y equipo empleados por el personal de la explotación, así también se pueden contaminar medicamentos y los microorganismos ser depositados en el cuerpo del hospedero; también los microorganismos podrán penetrar por una mucosa o por cualquier excoriación cutánea. La transmisión de la Leptospira al humano, se puede dar por el consumo de leche cruda contaminada, así como el manejo del ganado enfermo durante el ordeño o atención de actividades en reproducción.

Patogenia

Una vez que la Leptospira ha penetrado al organismo animal por una mucosa o por una solución de continuidad, alcanza vía hemática al hígado, donde crece y desarrolla rápidamente. El período de incubación es de 3 a 7 días. De aquí, migrará vía circulatoria al organismo, ocasionándose una septicemia con hipertermia. En la fase aguda, la Leptospira con capacidad de producir hemolisina (no la L. hardjo), ocasiona hemólisis intravascular que se traduce en hemoglobinuria. Durante este proceso el microorganismo y la toxina, lesionan el endotelio vascular y llega a ocasionar hemorragias identificadas como petequias en mucosas, esto conlleva a la anoxia, anemia y disfunción del tejido u órgano afectado. En tracto reproductor, la Leptospira provocará una degeneración placentaria que ocasiona la muerte del feto y aborto. Leptospira interrogans serovariedad hardjo, se presenta en vacas gestantes y lactando, ya que este microorganismo se desarrolla en úteros grávidos y parénquima de la glándula mamaria; en ésta es de esperarse una patogenia similar a la descrita, con lesiones vasculares y hemorragias o afecciones al parénquima que ocasionan la mastitis. Es durante el período septicémico, cuando principalmente podrá darse la eliminación del microorganismo por orina y por leche.
Diagnóstico. El diagnóstico se funda en los signos clínicos del cuadro de mastitis, caracterizado por cambios en color de la secreción láctea principalmente de color rojizo; aborto, retención placentaria, fiebre y títulos de anticuerpos contra Leptospira, anticuerpos fluorescentes, cultivo e identificación del microorganismo. Tratamiento. Blood y Radostits, (1992), mencionan para tratar vacas enfermas por Leptospira interrogans serovariedad pomona, la administración de estreptomicina en dosis de 12-25 mg/kg de peso, durante tres días. En nuestra práctica combinamos este medicamento con penicilina, ya que ciertos casos de mastitis estarán complicados con la presentación de otros microorganismos. Los mismos autores señalan que la dihidroestreptomicina no constituye un tratamiento eficaz cuando la infección es causada por Leptospira interrogans serovariedad hardjo. Otra alternativa en el tratamiento es la administración intramuscular o intravenosa de oxitetraciclina en dosis de 10 mg/kg de peso diarios y la aplicación por apertura del pezón de 400 mg de tetraciclina preparada para su aplicación por esta vía, repitiendo el tratamiento cada día por 96 horas.
Prevención. El control de esta enfermedad se funda en actividades médico-sanitarias realizadas a nivel del hato, donde la vacunación con serovariedades de la Leptospira identificada es requerida.


MASTITIS CAUSADA POR BACILLUS

Generalidades

Bacillus cereus, es responsable en las glándulas mamarias de las vacas infectadas de presentación de cuadros clínicos de mastitis hemorrágicas y ocasionalmente gangrenosas.

Características

Microorganismo aeróbico, formador de esporas, alargado con terminales redondeadas o cuadradas, que se aprecia formando cadenas. En cultivo sobre gelosa sangre, las colonias se aprecian vidriosas-glaseadas de color grisáceo-verdoso que producen hemólisis.

Epidemiología

Entre los bacilos aeróbicos esporulados, Bacillus cereus es la especie que con mayor frecuencia se relaciona a cuadros clínicos de mastitis. Es un microorganismo que se encuentra en el suelo y con más frecuencia bajo condiciones de aguas estancadas y material de camas húmedas, así como bajo condiciones inadecuadas de manejo de desechos orgánicos.

Patogenia

Las bacterias cuando están presentes sobre la ubre lesionada, húmeda o inmediatas a la apertura natural del pezón y las vacas se ordeñan, fácilmente el microorganismo puede ser trasladado al interior de la glándula y aquí permanecer latente o bien si las condiciones le favorecen establecerse y desarrollarse ocasionando un cuadro clínico. A consecuencia de la infección y del proceso inflamatorio, se podrá dar la trombosis con carencia circulatoria, hipoxia y deficiencia nutricional hasta llegar al punto donde se rompe la resistencia funcional celular y terminar en necrosis del tejido afectado, seguido por invasión de bacterias saprófitas que ocasionan un cuadro gangrenoso (Runnells, et al., 1960).

Como respuesta, el organismo tiende a evitar el crecimiento y desarrollo microbiano, así como la penetración de toxinas a los tejidos sanos y posible diseminación de éstas al cuerpo, por lo que se da una acumulación celular de la línea blanca como son neutrófilos, macrófagos, entre otros leucocitos, al igual que enzimas que tienen como fin controlar el problema y restablecer el estado de salud (Runnells, et al., 1960).

Cuadro sindrómico

En la presentación del cuadro clínico con manifestación de inflamación severamente aguda, se da un aumento apreciable en tamaño de la glándula, frecuentemente acompañada de hipertermia que registra entre 40-41ºC. Las muestras de secreción láctea obtenidas al iniciar el ordeño, podrán darse con presencia de coágulos moderados en tamaño y cantidad, teñidos con tonalidades rojas y ocasionalmente la secreción con apariencia serosa.

En los casos de mastitis gangrenosa se notará que la glándula afectada a la inspección tiene un cambio de coloración en la piel, que puede presentarse rojo azulado o negruzco a consecuencia del hierro liberado por la destrucción de eritrocitos, pigmento que al combinarse con el sulfuro de hidrógeno presente dan la coloración oscura. También a consecuencia de la falta de irrigación, el área afectada al palparla se sentirá fría.



Lesiones

Necrosis hemorrágica focal del tejido afectado, Linfadenitis aguda y Coagulación intravascular diseminada.

Diagnóstico

El cuadro sindrómico sumado a la historia clínica y condición ambiental, podrán sugerir la etiología de esta mastitis, lo que debe ser confirmado por cultivo y aislamiento del microorganismo responsable.

Tratamiento

Sulfametoxazol 200 mg combinada con trimetoprim 40 mg por ml, administrada parenteralmente en dosis de 1 ml por cada 20 kg de peso vivo diarios. En casos de mastitis severamente agudas, nos ha sido útil la administración de 5 ml por apertura natural del pezón después de cada ordeño, además de la administración parenteral. Gentamicina en dosis de 100 mg por ml, combinada con penicilina G procaínica 4 millones, administrada por apertura del pezón, b.i.d. Ampicilina en dosis de 10 mg/kg, cada 12 horas, administrada por vía intramuscular.


MASTITIS CAUSADA POR PASTEURELLA

Generalidades

Mastitis de presentación esporádica con inflamación glandular severamente aguda o crónica y secreción láctea que al inicio del ordeño podrá presentar coágulos pequeños teñidos de color sanguinolento

Características

Pasteurella multocida es un microorganismo gram-negativo en forma de bastón pequeño ovoide de 0.25 a 0.4 micrómetros de ancho por 0.6 a 2.6 de largo. No resisten antisépticos ni desecación.

Epidemiología

Brotes de mastitis por Pasteurella, se han reportado en hatos donde inicialmente este ganado ha sufrido de trastornos respiratorios atribuidos a este microorganismo, que habitualmente podrá estar en mucosas.

Patogenia

El microorganismo podrá alcanzar a la glándula mamaria por la apertura del pezón o por lesiones glandulares, localizarse en la mucosa y establecerse. La baja de las defensas naturales de la vaca como sucede por razones ambientales que tensionan al animal o darse una inmunodepresión; el microorganismo se ve favorecido para su desarrollo y presentación del cuadro de mastitis.

Cuadro sindrómico

Entre los primeros signos se aprecia un cambio de apariencia de la secreción láctea que se da ligeramente espesa, de color amarillento. Para el segundo o tercer ordeño, la glándula afectada muestra una inflamación severa o suave aguda, con disminución en la producción. En cuadros crónicos la secreción láctea se presenta con aspecto espeso, purulento y a la palpación la glándula se siente firme y esponjosa Diagnóstico. El cultivo bacteriológico, aislamiento e identificación de Pasteurella, es requerido para el establecimiento diferencial y diagnóstico integral de otros tipos de mastitis.

Tratamiento

Ordeño completo de la glándula afectada, seguido por un segundo ordeño al final del grupo de vacas y cuando es factible este segundo ordeño es precedido con la administración parenteral de oxitocina con el fin de lograr el mejor vaciado posible de la ubre. A continuación se administra una preparación específica para glándula mamaria de: Penicilina G Procaínica 300,000 UI sumado a Dihidroestreptomicina base (en forma de sulfato) 300 mg. Actividad que se repite después de cada ordeño por tres días.

MASTITIS CAUSADA POR MYCOPLASMA

Generalidades

La mastitis por Mycoplasma se caracteriza por presentación de cuadros clínicos severos que generalmente afectan a más de una glándula mamaria, con pérdida cuantiosa en la producción de leche, casos que son resistentes a los tratamientos.

Clasificación

Son varias las cepas de Mycoplasmas capaces de producir mastitis, entre las que se mencionan: M. bovis. M. bovigenitalium, M. alkalescens, M. canadense, M. californicum, M. arginini, M. bovirhinis, M. dispar, M. laidlawii, Ureaplasma. Considerándose entre los más agresivos el M. bovis.

Características

Los Mycoplasmas, son considerados como bacterias incompletas que carecen de pared celular, son pleomórficos observándose generalmente de forma esferoidal o filamentosa, tamaño menor a las 500 milimicrómetro, son aeróbios, su desarrollo se da bien en leche aún con presencia de elevadas cantidades de leucocitos.

Epidemiología

En la epidemiología de este padecimiento es importante tener en mente que el microorganismo podrá establecerse en vías respiratorias o en el aparato reproductor, persistir por meses y alcanzar a la ubre por vía sistémica para manifestarse con cuadros clínicos de mastitis como agente primario o secundario.

Patogenia

El microorganismo alcanza a la vaca donde puede establecerse y posteriormente progresar vía sistémica afectando al aparto respiratorio, reproductor, ubre, articulaciones, etc., o bien ser trasladado directamente a la glándula mamaria por el meato del pezón durante las diferentes actividades realizadas por el hombre con la vaca en ordeño. En la glándula mamaria afectada el microorganismo es responsable de la presentación de necrosis tisular muy pequeña.

Diagnóstico

Con base al análisis de la eficiencia con que se realizan las prácticas de manejo durante el ordeño, la anamnesis comprendida en la historia clínica, cuadro sindrómico, examen microscópico de un frotis de leche teñido con la técnica de Giemsa, Wright-Leishman, o estudio con anticuerpos fluorescentes en busca del agente etiológico, se funda el diagnóstico presuncional, que sumado al resultado del cultivo bacteriológico de las muestras de leches para el aislamiento e identificación del Mycoplasma, así como los resultados de los estudios epidemiológicos realizados en el hato y pronóstico de la problemática, se establece el diagnóstico.

Tratamiento

Los análisis de susceptibilidad in vitro, reportan que el microorganismo es sensible a: eritromicina, kanamicina, cloromicetina, tetraciclinas, norfloxacina, tiamulina, lincomicina y tilosina. Sin embargo, no es recomendado el tratamiento en estos cuadros clínicos de mastitis, ya que en primer lugar el riesgo de difusión del microorganismo en el hato es muy elevado; en segundo lugar, muchas vacas de las que se curan aparentemente quedan como portadoras o crónicas.


CONTROL DE MASTITIS

Objetivos

El establecimiento y desarrollo del programa de control de mastitis debe tener como propósito principal lograr la producción de leche de calidad, cuidando la salud y vida productiva de las vacas.

Estudio de hato

En el estudio para el diagnóstico integral del hato comprendemos las siguientes áreas:

• Identificación del modelo de explotación, localización según la región ecológica y microclima
• Modelos de instalaciones, mantenimiento y condición sanitaria
• Actividades de manejo desarrolladas durante ordeño
• Composición del grupo de vacas y condición de las glándulas mamarias
• Estudios bacteriológicos y de susceptibilidad a quimioterapeúticos
• Calidad de leche producida
• Manejo y condición de vacas secas
• Manejo de ganado en tratamiento por mastitis
• Quimioterapeúticos y su uso en otras actividades sanitarias
• Capacidad y eficiencia del equipo para ordeño
• Diagnóstico integral

Antisépticos para pezones

Etimológicamente el término antiséptico proviene de anti=contra y sepsis=putrefacción. Los antisépticos son agentes químicos que al aplicarse tópicamente sobre el tejido vivo, podrán evitar la reproducción de los microorganismos existentes, afectar el metabolismo de éstos o matarlos y entonces se dice que la acción es germicida.

Neave, et al., (1969), y Pankey, et al., (1984), reportan que después del ordeño la inmersión de los pezones en antisépticos representó una práctica importante en el control de mastitis. En los establos localizados en el altiplano de México el uso de los antisépticos posterior al ordeño en la actualidad es una práctica común. Sin embargo, tenemos conocimiento de situaciones que han causado alarma entre los propietarios de explotaciones motivada al observar irritaciones severas en los pezones de los animales y consecuentemente dificultad para que el ganado acepte normalmente la práctica de ordeño. Este hecho se refleja de inmediato en el decremento importante en la producción de leche. Con el uso de antisépticos pocos conocidos o probados, se corre el riesgo no solamente de dañar los pezones, sino que el producto no tenga la capacidad inhibitoria necesaria para evitar el desarrollo in vitro de los microorganismos. Por otra parte, en la mayoría de los casos la única ventaja que ofrecen es el bajo precio. Los antisépticos comúnmente disponibles para el ganadero son en la mayoría de los casos eficaces contra Streptococcus y Staphylococcus pero poca acción tienen contra coliformes. Cuando nos enfrentamos a un problema de mastitis de origen ambiental, es necesario atender las condiciones sanitarias de los alojamientos de las vacas, las prácticas de manejo para preparación del ganado al ordeño, higiene del equipo para ordeño mecánico, así como de toda actividad relacionada al ordeño.

Consideraciones para adquirir un antiséptico:

• Identificar los antisépticos disponibles en el mercado.
• Que el producto esté aceptado para su distribución comercial por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.
• Conocer la composición cualitativa y cuantitativa de los elementos que contiene el producto.
• Que el producto sea eficaz en condiciones de laboratorio para matar los microorganismos aislados en las muestras de leche provenientes del hato en cuestión y que son considerados como responsables de los casos de mastitis que se presentan en el hato.
• Después de ser aplicado deberá mantener la actividad germicida en el pezón, por el tiempo requerido en tanto el conducto recupera su condición normal.
• El antiséptico seleccionado no deberá dañar a los pezones.
• Este producto no deberá alterar la calidad de la leche ni tampoco ser tóxico para el consumidor.
• Permitir la identificación del pezón expuesto al antiséptico.
• El producto deberá ser fácilmente removido en la preparación del pezón para el ordeño.
• Precio razonable con respecto al costo de producción y programa de control de mastitis.

Manejo de los antisépticos

Los antisépticos deben ser almacenados en lugares secos y frescos. El equipo empleado para distribuir el producto debe estar limpio y libre de toda posible contaminación. Asimismo, el contenedor del antiséptico deberá mantenerse cerrado. No se permitirá la congelación del antiséptico ni el rellenado de un contenedor con restos de antiséptico, como tampoco la dilución del material, ya que éste se aplicará en la concentración que señala el fabricante. Para la aplicación del antiséptico sobre el pezón por inmersión de éste en el recipiente que contiene antiséptico, cuidando que el producto alcance los dos primeros tercios del pezón. Al finalizar el ordeño, los restos de antiséptico serán desechados y nunca retornados al recipiente o al contenedor original. Este recipiente, después de concluido el ordeño, se lava y enjuaga con agua potable manteniéndolo limpio y listo para ser cargado con el antiséptico a usar durante la siguiente práctica de ordeño. Una segunda opción, consiste en la aplicación del antiséptico por aspersión. Pudiendo emplear un frasco atomizador con descarga superior, o bien el empleo del sistema instalado en líneas que desplazan el antiséptico desde el contenedor hasta el aplicador colocado en el área de ordeño
Expectativas en el empleo del antiséptico para pezones. El Consejo Nacional para Mastitis de Estados Unidos de Norte América (N.M.C.), en su publicación C11636, menciona que más del 50% de las nuevas infecciones podrán ser prevenidas con el empleo de un buen antiséptico inmediatamente después de cada ordeño de la vaca. También señala que esta práctica requiere tiempo para mostrar su beneficio. Usar antisépticos que carecen de control de calidad, podrán resultar en daños severos a los pezones y en pérdidas cuantiosas en la producción de leche. Emplear en forma constante el antiséptico eficaz para pezones, es solamente una de las prácticas de manejo requeridas para controlar la mastitis en el hato.

Pruebas para antisépticos

• El consejo Nacional para Mastitis menciona ciertas alternativas para probar los antisépticos:
• Pruebas estandarizadas para evaluar la actividad germicida del antiséptico en pezones escindidos de las glándulas mamarias bajo condiciones de laboratorio.
• Pruebas dirigidas a evaluar el antiséptico bajo condiciones experimentales en vacas donde se aplican al pezón microorganismos tradicionalmente considerados como patógenos para la glándula mamaria y se reta el antiséptico determinando su eficacia.

Prueba desarrollada en ganado explotado bajo condiciones comerciales y en la que se evalúa la habilidad del antiséptico para prevenir nuevas infecciones bajo condiciones naturales.

Vistas: 23743

Comentario

¡Tienes que ser miembro de BuenDato.com-Red Universidades,Colombia,Egresados, Profesionales para agregar comentarios!

Únete a BuenDato.com-Red Universidades,Colombia,Egresados, Profesionales

Oportunidades de Empleo Ofertas Laborales.Net

NUEVAS VACANTES

Ofertas laborales para trabajar en Bogotá

DIRECTOR DE COMPRAS
Nuestra Empresa Cliente es una Compañía reconocida en el sector de la construcción de Proyectos de Vivienda, quienes requieren profesional calificado para ocupar cargo en mención. 
Requisitos: 
Profesional en Ingeniería Civil preferiblemente con Postgrado o Especialización en Administración de Empresas o Afines. Persona con experiencia mayor a cinco años liderando procesos de compras, contratación y manejo de almacenes en empresas del mismo sector. Experiencia y Dominio en procesos de licitaciones, logística, y contrataciones de obra civil. 
Persona con conocimientos en Sistema de Gestión de Calidad, manejo de inventarios, análisis financiero y administración de obras. Alta capacidad de negociación, orientación a resultados y orientación al detalle. 
Personas interesadas enviar HV a: jcorrea@lgconsultores.com.co

DIRECTOR CONTABLE – BILINGÜE
Importante empresa de Outsourcing contable, requiere el cargo en mención.
Profesional en Contaduría, con especialización en gerencia financiera, contable o tributaria. Debe tener excelente manejo del área tributaria.
Indispensable INGLES avanzado.
Experiencia mínima requerida de 6 años en cargos similares.
Será encargado de velar porque los E/F de los clientes reflejen la realidad de la operación de forma confiable, asegurar el buen manejo de los equipos de trabajo y mantener excelentes relaciones comerciales con los clientes.
Salario: A convenir
Contrato a termino indefinido.
Enviar las hojas de vida, indicando el cargo, al correo:seleccionpersonal@fastauditores.com


Director (a) Administrativo (a)
profesional en Administración de Empresas, Ingeniería Industrial y con experiencia en Nómina, personal y cartera.
El contrato es a término indefinido; sueldo básico: 1.500.000. Empresa con 80 empleados y 4 sucursales; en proceso de expansión internacional.
Para Bogotá 
Enviar hojas de vida al correo scc.ltda07@gmail.com


Noticas de la BBC

© 2014   Creada por Buendato.com.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio